Análisis de la oportunidad que existe en Arabia Saudí

Arabia Saudí está planificando la fiesta solar de la década. Cómo acceder a ella fue un punto destacado de la nueva serie de debates en directo de CSP Today.

 

Jason Deign 

Probablemente sea el mayor experimento en energía solar de todos los tiempos. Coger un país rico con abundante luz solar y un verdadero interés por el desarrollo de energía renovable y darle carta blanca para que pruebe las mejores tecnologías solares del mercado. Se trata, básicamente, de lo que ocurre en Arabia Saudí.

En febrero de este año, el regulador saudí de la Ciudad del Rey Abdullah de Energía Renovable y Atómica (K. A. CARE, por sus siglas en inglés) lanzó un libro blanco para el proceso de adquisición competitivo propuesto como primer paso de un programa de energía renovable que incluirá 41 GW de solar repartida en tres rondas.

La ronda preliminar contemplará la asignación de 600 MW de energía solar a varios proyectos, dividida en una proporción de 50-50 entre CSP y fotovoltaica en diferentes ubicaciones geográficamente diversas y diseñadas previamente.

Con un margen de capacidad al que cada licitador podrá optar, la ronda está diseñada claramente para impulsar lo máximo posible diferentes tecnologías y desarrolladores. Entonces, ¿hay algo preparado para cada uno?

Parece que no: según un panel de expertos que reunió CSP Today para un debate en directo sobre la oportunidad que existe para el mercado saudí, está claro que K. A. CARE no está corriendo riesgos cuando se trata de garantizar que la mejor apuesta solar del país se compensará en términos de empleo local y una cartera energética diversa.

El libro blanco establece un nivel alto a la hora de combinar conocimiento local con experiencia internacional y solidez financiera, afirmó Moritz Borgmann, director de Apricum, una empresa de consultoría que asesora al sector público saudí e incluye a más participantes solares internacionales.

"Para cualquier empresa, es muy difícil cumplir todos los requisitos, excepto en el caso de ACWA Power —afirmó—. Por eso existe una tendencia hacia la asociación. Hay una gran actividad en el terreno de formar colaboraciones".

"Y, obviamente, los fabricantes de equipamiento están tratando de entrar en el país y están analizando la fabricación de componentes".

Fase de reuniones

Marc Norman, director de marketing y comunicaciones en la Asociación de la Industria Solar de los Emiratos y asociado en Chadbourne & Parke, un nuevo bufete de abogados con sede en Nueva York que está especializado en energía renovable, afirmó: "Realmente, se trata de una fase de encuentros".

"Si lees el libro blanco, el espíritu está diseñado para crear colaboraciones entre empresas internacionales y empresas saudíes. El resto será consolidar las colaboraciones para que cumplan los rigurosos requisitos que establece K. A. CARE".

Y añade: "Se espera que las empresas internacionales y las saudíes colaboren, así como que tengan carteras bastante profundas. Arabia Saudí quiere participantes experimentados y serios".

Normal también señaló algunos de los retos a los que se enfrentan las empresas internacionales que están tratando de entrar en el mercado saudí. "Desde una perspectiva legal, al principio habrá que reflexionar sobre cómo establecerse en Arabia Saudí".

"Habrá que pensar en el socio local. También existe el problema de la exclusividad. Hasta cierto punto, las empresas saudíes serán piezas clave. Más adelante, habrá que pensar en una estrategia para el contenido local. Habrá muchas implicaciones para el modelo comercial".

Aunque es posible que parezca que esto limita en cierto modo la instalación, parece que K. A. CARE está deseando captar a desarrolladores de CSP, concretamente, debido a su potencial para conseguir que la fabricación local despegue rápidamente.

Normal señaló que en las propuestas de K. A. CARE: "De los 41 GW de instalaciones solares, 25 GW son para CSP. Eso es mucho. Hemos estado viendo una tendencia mayor hacia la fotovoltaica y menor hacia la CSP, eso, básicamente, se ve impulsado por la cuestión económica".

"Arabia Saudí, con su programa, está revirtiendo esa tendencia y debe ver a la CSP como un mayor medio para desarrollar industrialización. Será interesante ver si las realidades del mercado o la economía sorprenden y llevan a K. A. CARE a reconsiderar esas asignaciones de tecnología".

Sector local

El tercer ponente, Matt Brown, director de Poyry, comentó: "Es interesante en términos de la cantidad que necesitan porque hay una repercusión en la industrialización. Hay que cerciorarse de que todos los años hay la suficiente para apoyar a un sector a nivel local".

"Estaría de acuerdo con que pudieran haber cambios pero deberíamos esperar que hubiese una gran parte de CSP, una parte de fotovoltaica y una parte de eólica".

Además, afirmó Borgmann, con el consumo energético saudí que alcanza su máximo por las tardes y se alarga hasta el anochecer, "la CSP ofrece una proposición de valor diferente en el Reino ya que su curva de carga no encaja tan bien con la fotovoltaica".

Es este contexto, es significativo que K. A. CARE ha especificado un requisito para CSP con almacenamiento. Brown indicó: "En el libro blanco, se habla de un mínimo de cuatro horas".

"También es interesante que la curva de carga es relativamente llana en comparación con otros países porque la gente deja el aire acondicionado funcionando durante las 24 horas del día".

A fin de cuentas, está claro que los participantes de CSP no deberían verse arrastrados por los obstáculos aparentes que hay en el proceso de licitación de K. A. CARE. Como afirmó Brown: "Es un momento fascinante para la solar en Arabia Saudí. Se encuentra en un estado vital y activo. Hay grandes oportunidades".

• Estate atento a los próximosdebates en vivo de CSP Todaysobre los asuntos que interesan al sector.

Para responder a este artículo, escribe a:Jason Deign

O ponte en contacto con la editora: Jennifer Muirhead

blog comments powered by Disqus