¿Se introducirán más reformas en el mercado energético español?

El Ministro de Industria, Energía y Turismo de España, José Manuel Soria. Imagen: wikimedia.org

Hay indicios que muestran que la reforma del mercado energético español podría no estar funcionando. Si ese fuera el caso, el gobierno debería plantearse más cambios en su camino hacia las elecciones.

Por Jason Deign

Traducido por Alexandra Aretio

Los entendidos en materia de energía están alerta por si se introducen más cambios en la demoledora reforma energética, tras los primeros indicadores que señalan que el nuevo marco normativo no está funcionando.

Algunos han señalado que la asediada administración del país podría verse forzada a actuar, ya que los precios de la electricidad siguen aumentando a pesar de las medidas destinadas a terminar con el déficit de tarifas de España y reducir las facturas energéticas.

“Apuesto a que en los próximos días vamos a asistir a nuevos cambios normativos”, escribió Jorge Morales de Labra, el mediático director general de GeoAtlanter, una empresa de inversión en energía renovable, en un artículo publicado en su blog en enero.

Las facturas de enero aumentaron un 3,2 % en comparación con las tarifas de diciembre de 2014 y se situaban un 18 % por encima de las de los 12 meses anteriores. A mediados de febrero, parecía que las facturas disminuirían en torno a un 6,5 % con relación a los niveles de enero pero está previsto que terminen siendo un 106 % superiores a las del mismo período de 2014.

De manera un tanto irónica para una administración que ha derribado casi por sí sola el sector de la energía renovable del país, el Ministro de Industria, Energía y Turismo de España, José Manuel Soria, culpó del incremento de enero a una carencia de renovables, sobre todo eólica e hidroeléctrica.

No obstante, Morales señaló que las reservas hidroeléctricas de enero en España eran, en realidad, un 10 % superiores a la media de los últimos 10 años. Afirmó que la culpa no es de una baja producción sino que se trata de una involuntaria consecuencia de la reforma energética que entró en vigor en junio de 2014.

"La misma, además de recortar brutalmente los ingresos de las plantas renovables —escribió en su blog—, ha transformado estos básicamente en fijos, independientes del volumen de energía generado. El incentivo para producir más cuando más falta hace es, en consecuencia, nulo".

Como resultado, Morales señaló que ahora es más probable que las eléctricas opten en su cartera por generación de combustible fósil en vez de renovables. La utilización de las plantas de gas de ciclo combinado españolas es considerablemente baja, se sitúa en torno al 14 % en 2013, lo que plantea un problema para las empresas energéticas.

Generación de renovables

Aparte de esto, Morales indicó que una parte considerable de la generación de renovables en España que se empleaba para, básicamente, introducir energía en la red de manera gratuita, tras recibir una tarifa de alimentación, ahora ya no recibe ningún tipo de apoyo y opta por vender la energía a los precios del mercado.

“La desastrosa regulación de las renovables que se puso en funcionamiento en 2014 está, paradójicamente, poniendo en jaque la estrategia del Gobierno de bajar los precios de la energía en año electoral”, presumía Morales.

Si este análisis es correcto, podría colocar al partido español que está al frente del gobierno, el Partido Popular, en una situación incómoda.

Este partido, que llegó al poder con mayoría absoluta en 2011, está en el punto de mira por su gestión de una crisis financiera que ha dejado a cerca de un cuarto de la población sin empleo.

Es probable que los nuevos incrementos de las facturas eléctricas, que ya se sitúan entre las más elevadas de Europa, aviven las llamas del desacuerdo entre los votantes que ya están dirigiendo masivamente su mirada hacia Podemos, un partido de izquierdas similar a Syriza, o Ciudadanos, un grupo que ocupa el mismo terreno de centro derecha que el Partido Popular.

La respuesta clara puede que sean más reformas, aunque un movimiento así podría suponer un riesgo ya que implicaría admitir un error, en un año en el que la administración no se puede permitir dar un paso en falso.

Aunque las encuestas sitúan al Partido Popular por delante de otros partidos en la carrera hacia las elecciones generales que se celebrarán a finales de año, solo cuentan con una ventaja del 3,4 % sobre Podemos, un partido que cuenta con poco más de un año de existencia.

Legislación actual

En este momento, es demasiado pronto para decir si el ministerio de Soria se verá obligado a ajustar su actual legislación y si podría beneficiar al sector de la CSP o no.

El dr. Luis Crespo, de la Asociación Española de la Industria Solar Termoeléctrica (Protermosolar), que está luchando contra la normativa en el Tribunal Supremo español en uno de los más de 300 casos judiciales que hay en marcha contra la ley, duda que el gobierno tome medidas.

No obstante, hay otros que no lo tienen tan claro. "El gobierno español todavía tiene que hacer frente a algunos retos este año que definirían si es necesario introducir más reformas en el sector", indicó Mariano Salto, economista en Mott MacDonald, la consultora global.

"El déficit del sistema todavía es un asunto pendiente que debe abordarse y hay varias áreas en las que el gobierno deberá actuar, incluida la introducción de contadores inteligentes para pequeños usuarios y la oferta de incentivos económicos para una carga interrumpible", indica Salto.

Además, parece poco probable que el perfil de generación energética anual de España le haga algún favor a Soria. "Los precios al por mayor en España son muy volátiles debido a la gran penetración de fuentes de energía renovable y al componente temporal de la hidroenergía", explicó Salto.

"La generación hidroenergética suele ser muy firme durante el primer trimestre del año y esto ayuda a mantener los precios de la electricidad a niveles bajos. Esta situación se invierte a medida que avanza el año, cuando es necesaria más generación convencional para sustituir a la reducida disponibilidad de hidroenergía".

Que se incrementen los precios a finales de este año es lo último que necesita Soria. Pero, ¿hará algo al respecto?

 

blog comments powered by Disqus