Financiación más económica, clave para mantener la competitividad en 2015

Los resultados de las recientes licitaciones de CSP en Marruecos y Sudáfrica han sacudido el sector. Como resultado, surgen varias preguntas sobre las tarifas de las próximas licitaciones, las fuentes de financiación, la competitividad y la ventaja tecnológica que puede ofrecer la CSP.

En un intento por recabar opiniones del sector con relación a los desarrollos en estas áreas en los próximos 12 meses, CSP Today habló con directivos de Abengoa, ACS Cobra, SolarReserve, Sun & Life y Protermosolar, quienes revelaron sus opiniones.

Por Ángela Castillo

Traducido por Alexandra Aretio

Presentación de ofertas con los precios más bajos

El pasado mes de diciembre, el mercado fue testigo de cómo un consorcio liderado por ACWA Power y SolarReserve era galardonado en la ronda 3.5 del Programa de Productores Independientes de Energía Renovable (REIPPP, por sus siglas en inglés) del gobierno sudafricano, con el proyecto de CSP Redstone (en inglés).

Según algunas fuentes, se ofreció la tarifa más baja registrada hasta el momento: 0,124 USD/kWh durante el primer año y 0,15 USD/kWh para el período restante.

En Marruecos, el consorcio liderado por ACWA Power recibió la adjudicación del contrato para desarrollar los proyectos Noor II y III (en inglés). Presentó la oferta combinada más baja, con un precio de 1,36 MAD/kWh (aproximadamente 0,14 USD/kWh) en las horas punta para Noor II y 1,42 MAD/kWh (aproximadamente 0,15 USD/kWh) en las horas punta para Noor III (en inglés).

Entonces, ¿cuál es el objetivo del sector en lo relativo a las tarifas? Luis Crespo, secretario general de Protermosolar, cree que los precios se mantendrán entre los 0,13 USD/kWh y los 0,14 USD/kWh en lugares con excelentes recursos solares y prevé que el sector logre una tarifa de 0,10 USD/kWh para plantas de CSP con almacenamiento en 2020.

Kevin Smith, director ejecutivo de SolarReserve, cree que el sector romperá la barrera de los 0,10 USD/kWh en los próximos tres o cuatro años en plantas de CSP con almacenamiento integrado en sales fundidas: "En lugares con elevada radiación directa normal y plantas de CSP de 150 MW con entre 8 y 12 horas de almacenamiento, confío en que podamos lograr ese objetivo".

El coste de la financiación

Para Alexandre Allegue, gerente general en Sun & Life, una filial de ACWA Power, la caída masiva de precios es un indicativo claro de que "el juego está cambiando y tanto el coste de financiación como la optimización de la cadena de valor son cruciales". Además, añade lo siguiente: "Se trata de establecer un objetivo agresivo y trabajar para lograrlo y de la necesidad de que el sector de la CSP siga siendo competitivo".

José Alfonso Nebrera, director ejecutivo de ACS Cobra, coincide cuando señala que los futuros precios dependerán de los desarrollos en los mercados financieros. "Aunque los costes de la construcción se han reducido drásticamente, el principal motivo por el que estamos viendo tarifas tan bajas es que las expectativas de la tasa de rentabilidad interna de algunos inversores han disminuido drásticamente".

Nebrera también señala las percepciones de los inversores locales de "bajo riesgo" ligadas a inversiones en la región MENA en contraste con las de sus homólogos europeos y estadounidenses y los bajos márgenes de beneficios resultantes de las últimas ofertas. "La mayoría de las empresas occidentales no están dispuestas a invertir por un rendimiento de la inversión tan bajo", indica.

"Por ejemplo, lo que marcó la diferencia en la oferta para el proyecto Noor II fue el precio del dinero. Aunque nuestra oferta era muy agresiva desde la perspectiva de la inversión material", añade Nebrera.

Aparte de eso, Nebrera destaca que los importantes ingresos de Arabia Saudí procedentes del petróleo, la falta de otras alternativas de inversión segura y el coste de oportunidad derivado de seleccionar solar frente a la combustión de petróleo, son todos factores que contribuyen a la inversión del Reino en CSP.

Con el fin de abordar esta situación, las empresas de CSP han estado implementando diferentes estrategias para poder acceder a medios de financiación más baratos. Por ejemplo, la directora de estrategia de Abengoa, Elisa Prieto, hace referencia al lanzamiento de Abengoa Yield, realizada el pasado verano.

"Ha sido muy útil en la reducción del coste de capital gracias a una cartera de activos operativos. Además, ha sido beneficioso para Abengoa porque nos permite reciclar nuestro propio capital mientras ofrecemos una cartera de proyectos a largo plazo", añade.

De igual modo, ACS ha seguido el ejemplo y ha agrupado sus activos de energía renovable (16 instalaciones eólicas y 3 plantas de CSP) en una nueva entidad: Saeta Yield (en inglés). La empresa debutó en las Bolsas españolas el 16 de febrero de 2015.

Competitividad

Según los entrevistados, la clave para seguir siendo competitivos reside en la capacidad de estas empresas para desarrollar tecnologías innovadoras y, en la mayoría de los casos, en la habilidad para establecer asociaciones con organizaciones estratégicas.

"Hay dos factores que marcarán el rumbo en los próximos dos años: por un lado, la capacidad de las empresas de CSP de innovar y, por el otro, la capacidad de los EPCs de aunar esfuerzos con los inversores que tienen una baja percepción de riesgo respecto al lugar en el que se realiza la inversión", indica Nebrera.

Para Smith, "todo es cuestión de la tecnología, esa es nuestra ventaja. SolarReserve desarrolla proyectos energéticos, así como tecnología avanzada de torre energética con sales fundidas". Y añade: “ACWA Power no cuenta con la tecnología, así que tiene aliarse con empresas tecnológicas líderes para desarrollador proyectos de CSP de torre energética con almacenamiento energético integrado y sales fundidas”.

No obstante, Allegue cree que ACWA Power ha optado por invertir fuertemente en mejoras tecnológicas mediante la adquisición de agentes estratégicos del sector. "Nuestra empresa asociada, Flabeg, ha estado desarrollando cilindroparabólica con un nuevo diseño de colector que permite reducciones de costes de hasta un 25 % en el campo solar", indica.

En definitiva, Prieto cree que la llegada de participantes relativamente nuevos al mercado (GDF Suez, por ejemplo, en Sudáfrica) y las agresivas tarifas que han presentado otras empresas son una señal de que "el sector está vivo y puede ganar terreno entre las empresas internacionales”. Señala que esto afectará positivamente al desarrollo de la cadena de suministro y, en última instancia, a la reducción de los costes de producción.

Innovaciones tecnológicas

Respecto a los resultados concretos de las investigaciones que se revelarán el próximo año, Nebrera hace referencia a dos nuevos desarrollos. El primero es un circuito cilindroparabólico en el que se utilizan sales fundidas como fluido en vez de aceite térmico. Actualmente, las sales fundidas son la forma de almacenamiento de energía térmica más utilizada en plantas cilindroparabólicas.

Asimismo, Nebrera explica que se están realizando pruebas con sales ternarias, que registran un punto de fusión inferior en comparación con las sales que se utilizan actualmente para almacenar energía, lo que se traduce en reducciones significativas del precio del kWh.

El segundo es el concepto HYSOL, un proyecto híbrido "que se basa en la incorporación de una turbina de gas en una planta termosolar regular a fin de garantizar la recuperación de calor residual en sales fundidas —explica Nebrera—. El prototipo comercial está financiado parcialmente por la Unión Europea y está muy avanzado", añade.

Prieto, por su parte, explica que Abengoa ha desarrollado un diseño denominado "Planta Solar Inteligente" que "combina la producción de las plantas termosolares y fotovoltaicas con el almacenamiento de energía térmica", lo que garantiza un suministro constante. Se utilizará en la plataforma solar Atacama, un proyecto que está construyendo la empresa en el norte de Chile.

Arabia Saudí

La mayoría de las fuentes consultadas cree que 2015 será un "año de transición" para Arabia Saudí, ya que hay muchos factores externos que contribuirán al retraso en la implementación de su programa de CSP.

No obstante, resulta interesante que Crespo señale que una mejor opción para la implementación de la CSP en el Reino sea mediante plantas a escala de servicio público, frente a los ciclos combinados solares integrados (ISCC, por sus siglas en inglés), como las plantas Duba 1 y Waad Al Shamal (en inglés). "Mi principal preocupación radica en que las plantas de ISCC tienen poco recorrido y pueden surgir problemas de integración", indica.

Latinoamérica: la tierra prometida

Según la mayoría de los directivos, la región latinoamericana promete grandes oportunidades para el sector de la CSP. De hecho, se dio un paso en esta dirección con el anuncio que hizo la Comisión Nacional de Energía de Chile en diciembre de 2014, en el que publicó los resultados de una licitación para que empresas de distribución suministraran energía al Sistema Interconectado Central.

Así, Abengoa recibió un contrato para la adquisición de 950 GWh al año durante 15 años, a un coste de casi 115 USD/MWh. La empresa anunció que satisfaría la demanda mediante dos instalaciones independientes, Atacama 1 y Atacama 2 (en inglés), que incluyen una planta de torre de CSP de 110 MW y un planta fotovoltaica de 100 MW cada una. La planta de CSP Atacama 1 contará con 17,5 horas de almacenamiento térmico, mientras que la de Atacama 2 tendrá 15 horas.

Asimismo, SolarReserve ha anunciado tres proyectos de CSP en Chile que combinan CSP con almacenamiento y fotovoltaica. Según Smith, "al combinar las ventajas de las dos tecnologías, se puede ofrecer un suministro energético durante las 24 horas, que es la alternativa menos costosa para Chile". Añade que la empresa está negociando ahora contratos de energía a largo plazo para dos de sus proyectos en el país.

Además, los expertos prevén que se produzcan desarrollos importantes en México, como resultado de la reforma energética llevada a cabo por el gobierno en 2014.

Panorama con visión de futuro

La mayoría de los directivos coinciden en la necesidad de implementar más reducciones de costes a fin de competir con soluciones de carga base en los próximos años, así como adaptarse las necesidades concretas de los clientes como los objetivos finales del sector. Los próximos 12 meses serán una buena prueba para contemplar resultados interesantes con respecto a la investigación y los avances tecnológicos que harán que el sector avance en esta dirección.

 

 

blog comments powered by Disqus