La industria CSP va camino de la consolidación

 La necesidad de incrementar la magnitud de los proyectos está llevando a una serie de sociedades y adquisiciones que pronto podrían reducir la industria CSP a unos pocos monolitos integrados verticalmente.  

 Jason Deign, Barcelona

Las vistas que hay desde las oficinas centrales de SkyFuel en Coal Creek Canyon Road, Arvada, son principalmente del desierto de Colorado. Pero ahora mismo ese no es el único motivo por el que el presidente y jefe ejecutivo de SkyFuel, Rick LeBlanc, podría sentirse aislado.

En una industria que ha visto una cantidad más que considerable de fusiones y adquisiciones en el último par de años, la posición de SkyFuel como participanteindependiente está convirtiéndose en algo poco común. “Claramente, este ha sido un movimiento de consolidación”, señala LeBlanc.

Están estas grandes corporaciones globales que entran al mercado a través de una adquisición y pueden suministrar una solución de proveedor único. Cuando este tipo de solución integrada aparece en el merado, es necesario que el resto lo aprecie”.

Un buen ejemplo de las corporaciones integradas de manera vertical a las que LeBlanc se refiere es Siemens, el mayor conglomerado de ingeniería de Europa, que hasta el año pasado aparte de su producción de turbinas de vapor tenía poco que ver con el mercado CSP.

Después, en marzo de 2009, compró el 29% de la compañía solar italiana Archimede Solar Energy, seguida en octubre por la adquisición de Solel Solar Systems por US$418 millones.

Otros ejemplos recientes de grandes corporaciones que entran en el mercado CSP incluyen la asociación de Chevron y Alstom con BrightSource, la operación conjunta de MAN Ferrostaal con Solar Millennium y la compra en febrero de 2010 de Ausra por parte de Areva por $200 millones.

Alianzas estratégicas

El jefe ejecutivo de Areva, el Dr. Bob Fishman, antiguo director de Ausra, afirma: “Nos aliamos con Areva porque sabíamos que para competir en el sector global de la industria energética necesitábamos formar parte de una compañía energética mundial en las facetas de ejecución, viabilidad económica y alcance de clientes.

Estos elementos son la clave para moverse hacia el liderazgo en el panorama de la CSP. Las compañías que sobrevivirán, será o gracias a una fusión o a una alianza de manera estratégica con los líderes de la energía a nivel mundial. Lo que es probable que veamos es una disminución del paquete”.

Jenny Chase, analista de energía solar en Bloomberg New Energy Finance, está de acuerdo: “Se han dado cuenta de que la termosolar necesitará bastante ingeniería pesada y compromisos fuertes por parte de los bancos.

Eso requerirá un apoyo por parte de las grandes compañías de ingeniería que puedan ofrecen garantías de actuación. Las grandes empresas como Areva están consiguiendo esta fortaleza y también han obtenido grandes expectativas de inversión.

Probablemente no se van a conseguir grandes beneficios gracias a la CSP en los próximos dos años a no ser que consigas tener una central en España."

LeBlanc, de SkyFuel, ve paralelismos entre el mercado CSP actual y el sector de la energía eólica de hace algunos años. “En la industria eólica, que está muy desarrollada, lo que ocurrió es indicativo de lo que va a suceder con la solar a gran escala", afirma.

Capital de producción

Cuando la industria maduró, tres compañías poseían el mercado: GE, Siemens y Vestas. La razón se debe a sus grandes gastos de capital, se necesitan grandes estados financieros. Un proyecto de 120 MW para nosotros es un pedido de $200 millones, y eso no es capital tecnológico arriesgado, es producción”.

Los requisitos de financiación para producir CSP era algo por lo que Fishman también estaba preocupado antes de la compra de Areva. “A fin de cuentas, no puedes estar en el negocio de la generación energética sin el respaldo de un fuerte estado financiero”, señala.

Aunque los clientes expresan su interés en nuestra tecnología para ponerse en marcha, antes de comprometerse quieren el respaldo de alguien que haya demostrado su liderazgo en la industria energética, como Areva, que les asegura la capacidad de suministrar a largo plazo.

Sabíamos que para lograr el éxito en el mercado hay que juntarse con un peso pesado o no se consigue triunfar. Mientras una empresa puede que pierda algo de capacidad a la hora de poner algo en marcha, los beneficios de tener clientes series son invalorables. Este es un mercado donde el tamaño es importante”.

Chase añade: “Va a ser duro para cualquier empresa pequeña. Ningún banco va a financiar un proyecto de una compañía completamente nueva y las garantías de préstamo requieren cierto tamaño y posibilidades. Y para hacer cualquier cosa con la CSP debes construir una central.

Problema estructural

A diferencia de la fotovoltaica, no puedes intentar obtener algo a escala de kilovatio, y ese es un problema estructural”.

Aunque es interesante que el mismo desafío estructural todavía puede demostrar ser de gran ayuda para los fabricantes independientes de equipamiento original como SkyFuel.

Dada la relativa juventud del mercado, las compañías de ingeniería integradas verticalmente puede que piensen que es sensato cubrir todas las opciones tecnológicas mediante la compra de una variedad de fabricantes de equipamiento, y ya “no quedan muchos”, señala Chase.

Por eso debe ser que LeBlanc no está demasiado preocupado sobre la visión que hay desde su ventana. “Tenemos muchas corporaciones globales estratégicas que están interesadas en SkyFuel y estamos hablando con ellos", indica.

Recibimos este tipo de proposiciones continuamente y estamos revisándolas. Todo depende de cuál sea el precio. Es posible que para ellos pueda haber mayor consolidación en los próximos 24 a 36 meses. Y SkyFuel está justo en el medio del camino”.

Para responder a este artículo, escribe a:

Jason Deign: jdeign@csptoday.com

O ponte en contacto con la editora:

Rikki Stancich: rstancich@gmail.com

 

 

blog comments powered by Disqus