La tecnología CSP podría cubrir el 10% de las necesidades energéticas de Sudáfrica

(Image: Créditos de la imagen: FernandoAH)

La energía termosolar cuenta con el potencial necesario para generar el 10% de la electricidad que requiere el país africano, pero para ello es imprescindible mejorar las conexiones a la red eléctrica en las provincias con mayor potencial solar, como la del Cabo Norte.

El proyecto termosolar Bokpoort (50 MW), del que la promotora saudí ACWA Power es su principal accionista, comenzará su andadura comercial en diciembre de 2015 tras más de dos años de construcción y una inversión de 565 millones de dólares. Situada en la localidad sudafricana de Grobblershoop, en la provincia del Cabo Norte -también conocida como Provincia Septentrional del Cabo-, la futura central cuenta con un circuito de colectores cilindro-parabólicos y un sistema de almacenamiento térmico basado en la tecnología de sal fundida con capacidad de 9,3 horas.

Una vez completada, la planta exhibirá uno de los sistemas de almacenamiento más significativos en el marco de la energía termosolar. Para ponerlo en perspectiva,  el proyecto de torre central Crescent Dunes de 110 MW que SolarReserve ha puesto en marcha en el estado de Nevada, cuenta con 10 horas de almacenamiento mediante el uso de los procesos térmicos basados en la sal.

 

 

El gráfico superior describe el estado del mercado termosolar en Sudáfrica y procede del Informe de Mercados 2015 de CSP Today

 

Nandu Bhula, director gerente de ACWA Power Solafrica Bokpoort  -sociedad ligada al grupo ACWA Power- y responsable del mencionado proyecto termosolar, está convencido de que sólo en los 380,000 kilómetros cuadrados que componen la provincial del Cabo Norte podrían instalarse 5,000 MW de capacidad termosolar.

“Puede parecer una cifra muy elevada, pero lo cierto es que Sudáfrica es un país que requiere mucha electricidad y, por ello, es factible llegar a una situación en la que 10% de su matriz energética proceda de la tecnología CSP. Una vez que las primeras instalaciones termosolares puedan demostrar su gran valor, no tengo ninguna duda de que podremos alcanzar este objetivo”, asegura el directivo.

El gobierno sudafricano ha dejado entrever que, para poder afrontar el significativo incremento de la demanda eléctrica en el país, su volumen de producción energética deberá duplicarse para el año 2030 y alcanzar así una capacidad de 80 GW.

Asimismo, el ejecutivo se ha propuesto tener instalados unos 1,200 MW de potencia termosolar para el mismo año, aunque la cantidad final podría ser aún mayor en función del grado de apoyo que reciba la industria CSP desde el sector público a través del programa nacional de energías renovables (REIPP, por sus siglas en inglés) con el que el estado invita a los promotores a presentar sus proyectos en diversas rondas de licitación.

Como apunta Nandu Bhula, este instrumento constituye un buen ejemplo de cómo deberían funcionar las políticas públicas dirigidas a facilitar la entrada de los Productores Independientes de Energía (PIE) en el mercado energético de forma transparente, con mecanismos para la rendición de cuentas y a través de procesos competitivos justos e imparciales.

El responsable del proyecto Bokpoort recuerda también que en Sudáfrica los costes ligados a la construcción no han dejado de disminuir como consecuencia de las medidas gubernamentales, una tendencia que se verá intensificada, en su opinión, si el ejecutivo ofrece nuevas posibilidades para la licitación y amplía el margen de actuación de los Productores Independientes de Energía.

“La tecnología termosolar podría ser extremadamente competitiva, en términos de costes, si el régimen de adjudicaciones públicas resulta ser lo suficientemente lucrativo como para que las empresas extranjeras decidan iniciar sus actividades en Sudáfrica”, añade Bhula.

 

En busca de la conexión perdida

“El principal impedimento que, en este sentido, tenemos en Sudáfrica se identifica con los problemas de conexión a la red eléctrica existentes en la provincia del Cabo Norte. No hay muchas opciones que sean viables en materia de transmisión para la integración de estas instalaciones”, asegura a CSP Today el directivo de ACWA Power, quien apunta también a la necesidad de aumentar la inversión en el ámbito de la transmisión para que las empresas puedan aprovechar al máximo el potencial energético y la capacidad ya disponible.

El proyecto termosolar Bokpoort supone la primera inversión de ACWA Power -como accionista mayoritario- en el mercado energético sudafricano y ya se encuentra en la fase final del proceso de construcción. A día de hoy, el 93% de la futura central se encuentra ya finalizado y, como revela Nandu Bhula, entre el 20% y el 30% de los trabajos encargados a terceros también han sido completados.

Aunque en principio pretendía desarrollar una planta de 75 MW, la promotora saudí se vio finalmente obligada a reducir sus pretensiones debido a que el programa de energías renovables del gobierno sudafricano sólo ofrecía una licencia limitada a 50 MW. “Básicamente nos vemos restringidos por nuestro propio acuerdo de adquisición de energía (PPA, por sus siglas en inglés).” Por el momento, ACWA Power no dispone de permiso para incrementar la capacidad de su central y ello ha obligado a la compañía a concebir proyectos energéticos de mayor entidad en el área de Bokpoort, así como a poner en marcha otras instalaciones termosolares como la de 100 MW de torre solar de Redstone, la cual desarrolla junto con la firma californiana SolarReserve.

 

La importancia del suministro en hora punta

Entre los elementos que marcan el valor diferencial del proyecto Bokpoort, destacan sus 9,3 horas de almacenamiento térmico que se suman a un rendimiento general de entre siete u ocho horas durante la jornada diurna, lo que sin duda resultará de gran utilidad en un país como Sudáfrica, cuya franja de mayor demanda eléctrica se sitúa entre las 18:00 y las 21:00 horas tanto en invierno como en los meses de verano.

“Las centrales renovables de corte tradicional no dan la talla en este aspecto, ya que no pueden garantizar un suministro gestionable durante esos tramos del día. Por el contrario, las centrales termosolares que disponen de una capacidad de almacenamiento considerable podrían incluso convertirse en suministradores de carga básica, lo que parece indicar que la energía solar por concentración será fundamental para la matriz energética de Sudáfrica”, indica Bhula a CSP Today.

De la misma forma, Nandu Bhula estima que los precios asociados a las instalaciones termosolares con almacenamiento seguirán reduciéndose a lo largo de los próximos años, mientras que la producción de tecnología impactará positivamente en la industria local a medida que la industria CSP eleva su competitividad en el ámbito de la producción de electricidad para la carga básica.

Por esta razón, el directivo de ACWA Power argumenta que el hipotético éxito de Bokpoort en el mercado sudafricano supondría un antes y un después para el sector termosolar, un punto de inflexión que se traduciría en un aumento de la inversión extranjera y en el consiguiente descenso de los costes.

“Puede que Bokpoort sea un proyecto de dimensiones reducidas, pero creo que tiene el potencial para revolucionar el panorama energético y cambiar así la percepción que se tiene sobre la tecnología termosolar con sistemas de almacenamiento”, concluye Nandu Bhula.


 

blog comments powered by Disqus