Los riesgos climáticos para la CSP en China merman la ventaja de la cadena de suministro

Imagen cortesía de: Minghua Zhang

Los expertos del sector han informado a CSP Today de que las primeras centrales CSP de China a escala comercial verán reducidos los gastos de inversión por el uso del suministro local, pero las condiciones meteorológicas extremas en las regiones de alto DNI podrían contrarrestar dicho ahorro.

China construirá su primer lote de 20 centrales de CSP antes de 2018, lo que supondrá una potencia total de 1,4 GW, según declaró la Administración Nacional de la Energía de China (NEA, por sus siglas en inglés) el 14 de septiembre.

Las centrales, que incluirán nueve torres solares, siete centrales de sistema cilíndrico-parabólico y cuatro centrales de tipo Fresnel lineal, recibirán una tarifa de alimentación (FiT, por sus siglas en inglés) de 1,15 yuanes por kWh (0,22 $/kWh).

El coste de los materiales y la mano de obra en China podría llegar a ser un 30 % menor que el de otros mercados, según ha explicado a CSP Today Wei Zhu, director ejecutivo de Thermal Focus, proveedor de sistemas de seguimiento solar radicado en Shangai.

A diferencia de otros mercados clave como Marruecos y Sudáfrica, China goza de una cadena integral de suministro de componentes de CSP, en la que los más complejos han de importarse.

“Aproximadamente el 99 % de los componentes imprescindibles pueden obtenerse localmente en China, y además el coste de ejecución de los proyectos puede ser menor que en la mayoría de los otros países”, explicó Zhu.

Riesgos meteorológicos

Las 20 centrales del primer gran programa de implantación CSP de China se concentrarán en las provincias de Qinghai, Gansu y Xinjiang, en la región occidental de China, en Hebei y Mongolia Interior, al norte del país, las cuales gozan de las mejores condiciones de radiación solar.

La región occidental de China, que integra las provincias de Qinghai y Yunnan, es muy conocida por su alta radiación directa normal (DNI, por sus siglas en inglés), pero sus condiciones meteorológicas extremas podrían afectar al rendimiento de la central, según señaló Zhu.

La región está expuesta a una humedad alta, tormentas de arena y un clima árido, así como a temperaturas en pleno invierno que pueden caer hasta -40 grados Celsius y elevarse hasta los 20 grados Celsius en un solo día, explicó.

El clima frío puede producir pérdidas de calor y mermar la eficiencia, lo que conduce inevitablemente a un aumento en los gastos. Los costes adicionales pueden abarcar desde elementos anticongelantes para las situaciones de mucho viento hasta el enfriamiento seco para reducir en lo posible el consumo de agua en las regiones más áridas.

Regiones como Qinghai y Mongolia Interior gozan de un DNI de hasta 2500 kWh/m2 por año, pero el ulterior despliegue generalizado en China se llevará a cabo sobre la base de unos niveles de radiación menores. Gran parte de las regiones de China occidental registra unos modestos niveles de DNI de entre 1600 y 1800 kWh/m2 anuales.

Los niveles de DNI a escala nacional se sitúan en torno a 2000 kWh/m2, y las directrices de la NEA para el programa de demostración establecen el requisito mínimo para DNI en nuevas ubicaciones de proyectos de 1600 kWh/m2 anuales. Los proyectos construidos en función de estos niveles podrían ver un aumento del 30 % en los costes respecto de los que gozan de las condiciones medias, explicó Zhu.

En términos generales, la repercusión de los factores meteorológicos podría suponer una importante reducción de los beneficios de la cadena de suministro en los primeros años de funcionamiento de la CSP, agregó Zhu.

“En general, no veo una gran diferencia de costes para los próximos cinco años. La situación podría cambiar después”, dijo.

Interés global

El calendario de despliegue de CSP en China propicia que esta pueda sacar provecho de los avances tecnológicos obtenidos a partir de la capacidad global instalada de 5 GW.

La creciente confianza en los planes de FiT de China ha contribuido a la oleada de propuestas de nuevos proyectos por parte de empresas internacionales de CSP que persiguen mejorar sus oportunidades en la cadena de suministro y establecer alianzas con las empresas chinas.

En abril, 247Solar anunció que había constituido una empresa en participación con Shenzhen Enesoon Science and Technology, la cual tiene por objeto lograr 1 GW total de centrales en China de aquí a 2021.

El promotor estadounidense BrightSource constituyó una empresa en participación con el grupo Shanghai Electric en 2014 con el fin de construir varias centrales de CSP a escala comercial en el país, utilizando la tecnología de la empresa.

El primer proyecto propuesto por la empresa en participación, Phase One de Huanghe Qinghai Delingha, fue seleccionado entre las 20 centrales del programa piloto.

La central se ubicará en la provincia de Qinghai y está previsto que comprenda seis torres con almacenamiento energético.

La primera torre de 135 MW será en su mayoría propiedad de Huanghe Hydropower Development Co., una filial de la empresa pública china State Power Investment Corporation.

Apoyo estatal

La NEA seleccionó deliberadamente una amplia gama de tecnologías en distintas regiones para el programa de demostración, y todos los proyectos podrán optar a la tarifa de alimentación de 1,15 yuanes/kWh, según contó Joe Desmond, vicepresidente sénior de marketing y asuntos gubernamentales de BrightSource, a CSP Today.

“En la actualidad no existe un plan para compensar el suministro de electricidad en función de la hora del día. Lo que tenemos es una tarifa plana”, dijo.

“En el futuro, el gobierno adaptará la política de tarifas conforme se vayan desarrollando los proyectos, evaluando el rendimiento y logrando reducciones en los costes”, agregó.

La estrategia de despliegue agresivo de China también contempla financiar las mejoras en la eficiencia del almacenamiento energético.

En China, 18 de los 20 proyectos que se están construyendo en virtud del programa de demostración de CSP incorporan almacenamiento térmico (TES, por sus siglas en inglés) con sales fundidas, según la Alianza de Energía Solar Térmica del país.

Dado el compromiso contraído por el país para descarbonizar su mezcla energética, este resulta un momento particularmente interesante para la CSP con aplicaciones de almacenamiento térmico, aseguró Desmond.

Por Heba Hashem

Traducido por Vicente Abella

blog comments powered by Disqus