Masdar contra España: ¿adiós a los que invierten en CSP?

Masdar se ha convertido en el cuarto inversor en CSP internacional en presentar una reclamación contra el gobierno español por pérdida de ganancias provocada por los cambios en las políticas, una acción que han realizado a través de su filial holandesa Masdar Solar & Wind Coöperatief. Masdar cuenta con inversiones en tres proyectos de CSP en España, incluida la histórica planta Gemasolar, de TorreSol Energy que se inauguró en octubre de 2011 con la presencia del dr. Sultan Ahmed Al Jaber, presidente de Masdar (imagen).

La administración española no parece preocupada por la creciente fila que se ha formado para esperar la resolución sobre las ganancias de CSP. De todas maneras, podría tener que pensárselo dos veces debido a la posibilidad de atraer a inversores extranjeros en el futuro.

Jason Deign

La posibilidad que tiene España de atraer a futuros inversores de CSP parece que está cada vez más en duda debido a que crece el número de patrocinadores internacionales que se embarcan en los procedimientos de arbitraje.

El mes pasado, el líder en energía limpia de Abu Dabi, Masdar, se convirtió en el cuarto inversor de CSP tradicional en presentar una queja contra España ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial por pérdida de ganancias provocadas por los cambios en las políticas.

Masdar cuenta con inversiones en tres proyectos de CSP en España, incluida la histórica planta Gemasolar, de TorreSol Energy que se inauguró en octubre de 2011 con una ceremonia a la que asistieron el Rey Juan Carlos I de España y el Príncipe Heredero de Abu Dabi Mohamed bin Zayed Al Nahyan.

De todas maneras, desde entonces, parece que se han enfriado las relaciones entre los dos países como resultado de los deslucidos intentos del ministro de Industria, Energía y Turismo español, José Manuel Soria, de limitar el enorme déficit tarifario del país.

El ministerio de Soria, que ha ignorado las propuestas de recaudar los beneficios producidos por las plantas nucleares e hidroeléctricas, se ha centrado en liquidar los programas de apoyo que, en sus comienzos, atrajeron a inversores extranjeros como Masdar.

Las últimas medidas, que se anunciaron el mes pasado, incluían la sustitución del sistema de tarifas de alimentación español por una tarifa planta de rentabilidad de un 7,398 % sobre la vida útil completa de la planta.

La metodología empleada en el cálculo de esta rentabilidad depende de varios parámetros que varían entre una planta y otra. Además, fuentes cercanas al sector indican que puede que tenga muy poca relación con los costes reales que soportan los inversores.

La acción que ha presentado Masdar ha sido a través de su filial holandesa: Masdar Solar & Wind Coöperatief.

Demandas similares

Se produce después de otras demandas similares del fondo de inversión británico Eiser Infrastructure, el organismo de gestión de activos institucional alemán Deutsche Asset & Wealth Management (antiguamente Infraestructura RREEF) y Antin Infrastructure Partners, de BNP Paribas en Francia.

Eiser es un inversor de Aries Solar Termoeléctrica, posee las plantas Aste 1A y Aste 1B de 50 MW en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y Dioxipe Solar es el propietario de la planta Astexol de 50 MW en Badajoz. Se estima que han aportado 935 millones de EUR a los proyectos.

Por su parte, RREEF y Antin han contribuido con 830 millones de EUR a las plantas Andasol I y II, según han señalado. También se ha dicho que RWE, de Alemania, y Mitsubishi, de Japón, están estudiando si presentan una demanda a través del CIADI.

Las cuatro disputas de energía renovable, representadas por empresas internacionales como Allen & Overy, más una quinta que no está relacionada con el asunto, sitúan a España al mismo nivel que países como Turkmenistán y Uzbekistán en materia de procedimientos de arbitraje tal y como indica el CIADI.

Únicamente Argentina, Egipto, Hungría, Perú y Venezuela cuentan con niveles superiores de inseguridad de inversión, según indican los litigios del CIADI.

Las partes implicadas normalmente se muestran reticentes a hablar de los procedimientos y Masdar no respondió a una solicitud para que aportaran más información sobre el tema. "Debido al lío legal, pocos están dispuestos a comentar", señala Josefin Berg, analista solar de Europa en IHS.

De todas maneras, las fuentes legales que ha consultado CSP Today creen que la aparente despreocupación de la administración española en torno a la avalancha de acciones del CIADI puede que solo responda a una táctica dilatoria.

El Partido Popular de España, desde que llegó al poder en diciembre de 2011, ha estado preocupado sobre todo por medidas de reestructuración económica más amplias que parezcan calmar los miedos globales que rodean a las finanzas del país.

Prima de riesgo aterradora

La prima de riesgo española que fue aterradora en su momento, se ha zambullido ahora y parece que se ha desvanecido el peligro de que el país necesite un rescate de Europa. España, excepto en el caso de la energía renovable, vuelve a ser atractiva para los inversores extranjeros.

Por tanto, puede tener cierta lógica la continua indiferencia que muestra el gobierno por las reclamaciones del sector de las renovables.

Piet Holtrop, un abogado que representa a varios organismos españoles de energía renovable, cree que actualmente las demandas nacionales que se están cursando a través del sistema legal español terminarán resultando favorables para los inversores cuando lleguen a las cortes europeas en Luxemburgo.

De todas maneras, indica que los encargados de realizar las políticas en España esperan que para entonces se hayan recuperado lo suficiente para lidiar con el problema. Por su parte, puede que el CIADI ofrezca una vía para satisfacer a los inversores extranjeros enfadados a puerta cerrada.

Lo que ocurre a través del CIADI es un "acuerdo privado", según indica Holtrop. "Normalmente, tratan de llegar a una solución".

Sin embargo, falta por ver si la comunidad de inversión en infraestructura olvidará con facilidad está táctica. Ahora mismo, las señales no son alentadoras.

"No es justo aplicar una regulación retroactiva", declara Aris Karcanias, director responsable del departamento de asesoría financiera y economía de FTI Consulting. Y, en España, no hay ninguna duda de que los cambios en la regulación están afectando al valor de los acuerdos que se lograron hace varios años.

Los que invirtieron en energía renovable hasta el pasado año, que puede que esperaran en torno 40 EUR por megavatio-hora, ahora recibirán unos 2 EUR, afirma Karcanias.

Como señaló este mes en un encuentro del sector que se llevó a cabo en Barcelona David Jones, responsable de energía renovable en Allianz Capital Partners, el mayor inversor institucional de Europa en proyectos eólicos y renovables: "Ahora estamos en un mercado en el que se han eliminado a los inversores".

Para responder a este artículo, escribe a: Jason Deign.
 

 

blog comments powered by Disqus