Micromecenazgo para proyectos de CSP a pequeña escala

El micromecenazgo. Imagen: iStock.

Un pequeño pero creciente número de desarrolladores de CSP está utilizando la financiación colectiva a fin de recaudar fondos para proyectos. Pero, ¿son viables estas iniciativas para financiar proyectos de CSP solar a pequeña escala?

Por  Andrew Williams

Traducido por Alexandra Aretio

CORENA

En 2013, se estableció el proyecto Fondo CORENA (Citizens Own Renewable Energy Network Australia, los ciudadanos son los dueños de la red de energía renovable en Australia) a fin de recaudar financiación para la construcción de una planta termosolar de CSP de 50 MW en Australia. El mecanismo de financiación de esta red es muy sencillo: los partidarios donan dinero directamente a la cuenta de un proyecto termosolar concreto "Big Win" y los fondos se van acumulando ahí hasta que sean suficientes para comenzar un proyecto.

Como explica Margaret Hender, presidenta de CORENA, si hay en torno a 720 000 personas dispuestas a "contribuir" con 8 USD/semana, se recaudarían unos 300 millones de USD en solo un año, lo suficiente para financiar una planta de CSP de 50 MW con tres horas de almacenamiento en sales fundidas.

Para ella, la financiación de un proyecto de CSP a través de donaciones en vez de con inverssión presenta "varias ventajas clave", como el hecho de que elimina el coste del capital del total del proyecto y permite que salgan adelante "proyectos muy atractivos que todavía no son comercialmente viables". No obstante, admite que el micromecenazgo se ve afectado por "una gran desventaja" ya que supone "un gran reto" recaudar cantidades tan grandes mediante contribuciones voluntarias, sobre todo porque la mayoría de la gente todavía no está familiarizada con este modelo.

Contribuciones

Hasta ahora, CORENA ha recaudado 37 436 USD. Al respecto, Hender indica que "lamentablemente no se acerca a la cantidad prevista" pero señala que el objetivo y el modelo de financiación "le suena a más de unos pocos". Para Hender, el principal reto es lo que denomina el obstáculo de "un grano de arena en el desierto".

"Probablemente haya 720 000 australianos que contribuirían gustosamente con 8 USD a la semana mientras pudiesen confiar en que otros 719 999 también lo fuesen a hacer. Se trata de un obstáculo que se presenta cada vez que CORENA comienza un nuevo proyecto de Quick Win, un modelo de financiación giratorio similar que sirve para pequeñas instalaciones de fotovoltaica solar de hasta 20 000 USD para organizaciones comunitarias. Puede que las donaciones arranquen a una velocidad relativamente lenta pero los últimos miles de dólares llegan muy rápidamente", declara.

Para Hender, las alianzas con otros grupos relacionados con el clima, e incluso grupos de CSP, serían de "gran ayuda" para lograr los objetivos de financiación. No obstante, revela que es "difícil" atraer alianzas sin un plan de costes detallado, algo que dice que es "un problema tortuoso sin una solución clara".

"Está claro que embarcarse en una tarea tan ambiciosa de micromecenazgo es todo un reto cuando no hay precedentes similares para indicar cuánto dinero es probable que se done. CORENA lidia con esta incertidumbre al asegurar a los donantes que se hará un buen uso de todo lo que se recaude en un proyecto de energía renovable, incluso si tiene que ser uno similar o de fotovoltaica solar mucho más pequeño", indica.

Focused Sun

La empresa estadounidense Focused Sun también ha utilizado el micromecenazgo en un intento por recaudar financiación para sus módulos CPV-CSP híbridos, que no se habían publicitado previamente. Como explica Shawn Buckley, presidente de Focused Sun, la empresa había probado antes fuentes de capital de riesgo pero se vio obstaculizado por la quiebra de Solyndra.

"Se ha reducido tanto el precio de los paneles solares fotovoltaicos asiáticos que todos pensaban que serían imbatibles. Con los angel investors (inversores ángeles), ocurrió lo mismo: no se probó y pensábamos en cómo superar los precios asiáticos", indica.

"Queríamos ver si podríamos recaudar financiación mediante fuentes alternativas al capital de riesgo y a los inversores ángeles. Nuestro esfuerzo principal fue publicitar nuestro producto híbrido para los inversores potenciales. El micromecenazgo fue una rama de una campaña publicitaria que incluía comunicados de prensa y artículos en revistas y desde una perspectiva publicitaria, estábamos satisfechos con los resultados", añade.

No obstante, desde la perspectiva de las donaciones, Buckley admite que la iniciativa de micromecenazgo fue "decepcionante" y solo logramos recaudar "poco más de un 1 %" del objetivo. El modelo empresarial de la empresa consiste en construir instalaciones locales para fabricar sus paneles híbridos y Buckley revela que solo se registraron 50 partes interesadas en el sitio web de micromecenazgo de la empresa para iniciar una fábrica solar.

Según la opinión de Buckley, el micromecenazgo se resiente porque "se basa en asuntos superficiales, no sustanciales" y se concentra demasiado en a cuántas personas les "gusta" la idea y están preparadas para "seguir" a una empresa en vez de en la economía subyacente.

"La economía es la gran pregunta de la solar, sobre todo de la CSP donde los proyectos son más grandes. No es el único asunto que hace que triunfe un proyecto de CSP solar pero sobresale con relación a lo siguiente", declara.

"No creo en el micromecenazgo como una manera de financiar solar a pequeña escala. Alguna solar ha triunfado en el micromecenazgo, Solar Roadways, por ejemplo, pero no creo que sea viable en general. Creo que hay métodos de financiación alternativos para CSP a pequeña escala como la financiación de proyectos, los acuerdos para la compra de energía y las asociaciones energéticas, y estamos analizándolos todos", añade.

 

 

blog comments powered by Disqus