SolarReserve busca inversor estratégico para impulsar su nueva fase de expansión

Foto: Proyecto RedStone (110 MW) desarrollado por SolarReserve y ACWA Power.

La empresa SolarReserve se encuentra ya planificando su próxima gran etapa de desarrollo corporativo, con el objetivo primordial de reclutar a un nuevo inversor capaz de atraer más de 4 mil millones de dólares en acciones, necesarios para consolidar los futuros proyectos de la compañía.

“Nuestro objetivo consiste en ampliar nuestra fuente principal de recursos financieros, de forma que la empresa tenga un peso más fuerte en sus propios proyectos y pueda así beneficiarse en mayor medida de los resultados”, aseguró el director ejecutivo de SolarReserve, Kevin Smith, en conversación con CSP Today.
 
“No entra en nuestros planes la idea de invertir en un proyecto y desarrollarlo, para después desprendernos de él a bajos precios”, añadió.
 
Tras experimentar un sólido crecimiento desde su fundación en 2008, SolarReserve necesita ahora un incremento significativo de capital para poder afrontar el desarrollo de diversos proyectos durante los próximos cinco años, un desafío para el que sin duda estará mejor equipada si cuenta en sus filas con un inversor estratégico que asegure su estabilidad financiera.
 
En la actualidad, la sociedad estadounidense acumula proyectos ya operativos o en construcción por valor de 1.8 millones de dólares, además de haber recibido contratos para producir 482 MW de energía solar a largo plazo, cuantificados en 2.8 millones de dólares.
 
“No hemos dejado de crecer en un mercado que evoluciona a gran velocidad, por ello nuestra intención es la de encontrar a alguien dispuesto a invertir en activos a largo plazo y con la habilidad de recaudar más de 4 mil millones de dólares en acciones. Estamos hablando de una oportunidad muy interesante para potenciales inversores, pero también es cierto que necesitamos a alguien de peso”, explicó el principal directivo de la compañía.
 
Los 6 GW de potencia energética que SolarReserve tendrá que desarrollar en los próximos años provendrán principalmente de instalaciones equipadas con su propia tecnología de receptores de torre central y sistemas de almacenamiento de sal fundida diseñados por Rocketdyne, la empresa de ingeniería conocida por haber trabajado estrechamente con la NASA.
 
De la misma forma, SolarReserve tiene en su haber la puesta en marcha de destacadas centrales de energía fotovoltaica, así como de proyectos híbridos capaces de proporcionar soluciones de almacenamiento 24 horas mediante la combinación de las tecnologías fotovoltaica y termosolar.
 
“Disponemos de una tecnología fabulosa y de un conjunto de ambiciosos proyectos para seguir en la senda del crecimiento, y esa es precisamente la razón por la cual queremos contar con un nuevo inversor estratégico. Tenemos además una amplia cartera de instalaciones que estamos desarrollando en todo el mundo, que concentrarán más de 6000 MW de electricidad.
 
Si tenemos en cuenta todo lo que queremos hacer en unos cinco o seis años, queda claro que la financiación no puede depender únicamente de inversores puntuales”, aclaró Kevin Smith en la misma entrevista.
 
Las previsiones económicas de la desarrolladora estadounidense para años venideros se sustentan, asimismo, en una desagradable experiencia de su pasado reciente, concretamente la de sus fallidos planes de construir una planta termoeléctrica en Rice (California) -infraestructura que iba a contar con una capacidad instalada de 150 MW y que además iba a beneficiarse de un Acuerdo de Adquisición de Energía a 25 años- que acabaron viniéndose abajo al no ser capaz de cumplir con las expectativas en materia de financiación.
 
Por otra parte, SolarReserve puede presumir del notable éxito cosechado por otra de sus instalaciones estrella, la central Redstone (Sudáfrica) de 110 MW y capacidad de almacenamiento de 12 horas, sobre todo cuando la compañía logró asociarse con la corporación saudí ACWA Power para asegurar así el 50% de los recursos financieros necesarios para sostener el proyecto.
 
La fructífera asociación entre ambas sociedades se produjo poco después de que SolarReserve finalizara la construcción de la planta y se hiciera con los permisos requeridos para su funcionamiento.
 
“El músculo financiero de ACWA Power fue indispensable para poder contar con los niveles de inversión que necesitaba un proyecto de estas características”, explicó Kevin Smith tras recordar que el pasado mes de enero Redstone fue seleccionado como uno de los beneficiarios del programa de energías renovables promovido por el gobierno sudafricano.
 
Posibles vías para invertir en el futuro
 
En el panorama de las inversiones en capital riesgo, por el momento, el sector tecnológico vinculado a la producción de energía renovable no ha conseguido generar un volumen de beneficio económico comparable al de otras industrias como, por ejemplo, la que engloba a las tecnologías de la información y la comunicación.
 
“La verdad es que en los últimos diez años las inversiones de gran calado en el mundo de las renovables han arrojado resultados desastrosos”, apuntó Robert Siegel, uno de los socios colectivos de la firma XSeed Capital.
 
Con una amplia experiencia en el análisis de operaciones de capital riesgo y en el ámbito de las inversiones estratégicas, Siegel está convencido de que, teniendo en cuenta el estado financiero que presenta SolarReserve en la actualidad, la búsqueda de un socio estratégico que permanezca ligado a la empresa californiana durante un período prolongado de tiempo constituye una de las opciones más viables para poder garantizar sus próximos proyectos.
 
Sin embargo, una ampliación de capital valorada en 4 mil millones de dólares se encontraría por el momento fuera del alcance de XSeed Capital, sociedad que maneja inversiones limitadas a una franja ubicada entre el millón y los 30 millones de dólares.
 
Una de las claves que explica el espectacular desarrollo inicial de SolarReserve a finales de la década pasada reside en el gran apoyo financiero que en su momento prestaron varios de sus accionistas externos -firmas especializadas en capital inversión-, una dinámica que quizá no pueda aplicarse ya a la realidad diaria de la compañía habida cuenta de que algunas de estas entidades no estarían ya dispuestas a comprometer tanto capital a largo plazo.
 
Sobre este asunto, el director gerente de SolarReserve, Kevin Smith, no descarta que la inversión estratégica que tanto necesita la desarrolladora termine por depender de la entrada en juego de otra corporación energética, una posibilidad que parece estar fundamentada en el gran atractivo económico que este tipo de alianzas supondría para la industria energética a la hora de afrontar retos inmediatos.
 
“Todo se basa en generar electrones y suministrar esos electrones para que la gente pueda consumirlos; algo tan sencillo explica que cada vez más se apueste por concebir grandes grupos energéticos que integran todo tipo de actividades”, indicó el directivo.
 
Dudas y certezas que arroja la energía termosolar
 
Una de las grandes ventajas que ofrecen las últimas plantas termosolares que han ido entrando en operación está directamente relacionada con su considerable capacidad de almacenamiento energético, lo que las convierte en una alternativa muy valiosa en aquellas zonas que no pueden confiar únicamente en el suministro eléctrico de instalaciones de energía eólica o fotovoltaica, sobre todo en momentos de gran demanda energética.
 
Hoy en día existen a nivel mundial 4 GW de capacidad energética instalada derivada del uso de plantas de concentración solar, aunque la Agencia Internacional de la Energía estima que el ritmo actual de crecimiento del sector podría dar como resultado que, para el año 2050, se pueda hablar ya de 1000 GW instalados que supondrían el 11% del suministro eléctrico global. 
 
“El valor de la termoeléctrica irá incrementándose a medida que la energía fotovoltaica empiece a desplegarse a gran escala, ya que esta última reduce los picos de consumo a mediodía al tiempo que eleva los máximos durante la noche y en las primeras horas de la mañana”, reza el informe elaborado por este organismo en 2014 sobre las previsiones del sector termosolar.
 
“El desarrollo de sistemas termoeléctricos podría verse intensificado a partir de 2020, cuando esta tecnología haya ganado en competitividad y esté en mejores condiciones para lidiar con una elevada demanda de consumo eléctrico”, revela la citada publicación.
 
Po el contrario, la analista de Bloomberg Jenny Chase presenta un pronóstico menos alentador del panorama que tendrá que afrontar el sector termosolar en un futuro dominado por la modernización tecnológica y la consiguiente reducción de costes.
 
“El principal riesgo que ahora mismo corren tanto SolarReserve como los inversores que participan en esta industria es, sencilla y claramente, que la energía termoeléctrica quizá esté condenada a desaparecer, especialmente cuando se reduzca drásticamente el precio de las baterías”, aseveró la experta en referencia a las proyecciones que apuntan a una caída del 30% en los costes de las baterías de litio a corto o medio plazo.
 
No obstante, a la hora de identificar a aquellos potenciales socios estratégicos que podrían garantizar la pervivencia de la compañía en las próximas décadas, Chase parece tener claro que la empresa española ACS Cobra -uno de los principales accionistas de SolarReserve en sus comienzos- tendría la capacidad de dotar a la desarrolladora de la confianza necesaria para apostar por proyectos innovadores y seleccionar aquellos nichos de mercado más adecuados para garantizar su éxito.
 
“Una conexión estratégica en Oriente Medio podría ser muy valiosa para SolarReserve, dado que esta zona del mundo constituye uno de los mercados con más futuro para la energía termosolar”, aseguró la analista de Bloomberg.
 
El reciente acuerdo de colaboración firmado entre GlassPoint Solar y Petroleum Development Oman para construir la planta termosolar más grande del mundo -una central que asegurará el suministro eléctrico en un vasto campo petrolífero ubicado en el sur del sultanato árabe- parece confirmar que Oriente Medio cuenta con un potencial extraordinario para el desarrollo futuro de la industria termosolar.
 
 
 
 
 
 
 
blog comments powered by Disqus