Sudáfrica innova para favorecer el repunte de las renovables

Imagen por cortesía de: byllwill

Gobierno e inversores trabajan duro para aumentar la capacidad competitiva de las centrales eólicas y solares en uno de los mercados de renovables que más crece del mundo, según dijeron los representantes oficiales en la conferencia CSP Today Sudáfrica 2016 el 8 de junio.

El Plan Integrado de Recursos (IRP, por sus siglas en inglés) 2010 de Sudáfrica tenía por objeto 8,4 GW de potencia eólica y 8,4 GW de solar de aquí a 2030, y en 2011 el gobierno puso en marcha el Programa de Contratación de Productores Independientes de Energía Renovable (REIPPPP, por sus siglas en inglés) para acelerar el desarrollo.

Hasta la fecha, el REIPPPP ha contratado 3,4 GW de potencia eólica, 2,4 GW de fotovoltaica y 400 MW de CSP, y ha generado 193 000 millones de rand (13 000 millones de dólares) en inversiones del sector privado.

El gobierno sudafricano trabaja arduamente para procesar el elevado número de solicitudes de autorizaciones medioambientales y agilizar la ejecución de los proyectos mediante un proceso regulatorio, según contó Muhammad Essop, director adjunto de desarrollo estratégico e infraestructura en el Departamento de Asuntos Medioambientales, a los asistentes al congreso.

El Departamento de Asuntos Medioambientales ha expedido aproximadamente 1100 autorizaciones medioambientales para centrales eléctricas, con alrededor de 450 proyectos de fotovoltaica y 120 de eólica, aseguró Essop.

“Hablando en términos de provincias, las principales regiones son la Provincia Occidental, Oriental y Septentrional del Cabo, esta última con casi el 50 % de las solicitudes recibidas”, explicó. Las solicitudes en la Provincia Occidental y Oriental del Cabo representan un 13 % y un 15 % respectivamente, según dijo.

El gobierno está trabajando con los promotores de las tecnologías para profundizar su comprensión de los proyectos propuestos y tomar decisiones con mayor fundamento en los procesos de solicitud, explicó Essop.

El estado está también adoptando un planteamiento racional respecto de las normas establecidas en el programa de energías renovables, dijo Essop. Por ejemplo, el Departamento de Asuntos Medioambientales no ha exigido a los promotores de energía eólica que proporcionen todos los datos financieros de los acuerdos de suministro de forma exhaustiva en el proceso de obtención de las autorizaciones, pues es consciente de que esto podría incrementar los costes para los candidatos en las fases iniciales, dijo.

Essop instó a los promotores a realizar sus solicitudes en virtud de las normativas más recientes, pues muchos de ellos siguen utilizando una terminología de normativas anteriores.

Las empresas deberán además cumplir los plazos establecidos en las directrices del REIPPPP para evitar tener que presentar nuevamente las ofertas y por tanto incrementar los costes, explicó.

Interés de los inversores

Los inversores de proyectos felicitaron a Sudáfrica por su programa de apoyo a las energías renovables y predijeron una contribución creciente al desarrollo de estas energías.

“Consideramos que actualmente [Sudáfrica] es el cuarto mercado más atractivo del mundo para las inversiones en renovables y ciertamente uno de los líderes de CSP en particular”, dijo Marc Immerman, directivo en Lereko Metier, inversor de capital privado para proyectos sostenibles. Lereko Metier se ha asegurado ya siete transacciones de energías renovables en Sudáfrica y ha sido miembro del consorcio de desarrollo para la central de CSP Bokpoort de 50 MW, recientemente puesta en marcha.

Alrededor de dos tercios de las inversiones en energías renovables de Sudáfrica se han financiado con deuda, lo cual muestra el alto nivel de interés de los inversores en el sector, según aseguró Siyanda Mflathelwa, especialista de actividades bancarias de inversión e infraestructura en el Rand Merchant Bank (RMB).

El REIPPP ha proporcionado un marco de “certidumbre legislativa” que ha atraído a los inversores extranjeros y nacionales, y permitido el desarrollo de proyectos en Sudáfrica, dijo.

Los cinco bancos comerciales más importantes de Sudáfrica —Standard, Nedbank, ABSA, RMB e Investec— han liderado el REIPPPP, concediendo préstamos en las primeras tres rondas de ofertas, según asegura un estudio llevado a cabo en 2014 por el Instituto del Banco Mundial, el Grupo de Desarrollo de Infraestructuras del sector Privado y la Universidad de Ciudad del Cabo.

“El mercado bancario sudafricano está ciertamente abierto a las actividades comerciales relacionadas con energías renovables”, aseguró Mflathelwa.

La competencia ha aumentado entre los acreedores, y promotores y bancos han hecho uso de su experiencia para desarrollar estructuras financieras innovadoras con las que fomentar el desarrollo de nuevas tecnologías, agregó.

Alta competencia

Las ofertas tarifarias han caído a niveles que las hacen competitivas con la generación mediante combustibles fósiles, lo cual ha atenuado las preocupaciones sobre si Sudáfrica debe continuar ofreciendo subvenciones a los nuevos proyectos de generación eléctrica, destacó Immerman.

“Ya no es una actividad comercial para las subvenciones”, dijo.

Los precios de las ofertas han caído abruptamente desde que se lanzó el REIPPPP en 2011. Particularmente, el precio medio de los proyectos fotovoltaicos de Sudáfrica ha caído de 3,44 rand/kWh (0,23 dólares/kWh) en la primera ronda del REIPPPP, a 0,85 rand/kWh en las rondas celebradas en 2015.

Immerman aseguró que es poco probable que los precios de las ofertas de proyectos caigan de nuevo tan abruptamente en las siguientes rondas de ofertas, dado el perfil de riesgo de Sudáfrica, su riesgo de inflación y el impacto que las enérgicas estrategias de crecimiento han tenido en las principales empresas solares Sunedison y Abengoa.

Los participantes deben asegurarse de que todos los aspectos económicos de los proyectos son sostenibles y viables, dijo.

“Creo que el mercado se ha vuelto un poco demasiado agresivo en cuanto a las estrategias de las ofertas... Espero que recupere un poco de normalidad y seamos testigos de una estabilización de las tarifas o incluso de un pequeño aumento”, dijo.

Una visión más clara

Los conferenciantes pusieron el acento en la necesidad de una mayor claridad en las previsiones de demanda eléctrica en Sudáfrica y en la contratación pública de los proyectos, dados los recientes cambios en las perspectivas del PIB nacional.

La eficiencia energética, el crecimiento de la generación distribuida, menor que el esperado para el PIB, y un paso hacia las industrias de servicios están teniendo un impacto significativo a largo plazo en la demanda eléctrica, según explicó a los asistentes Tilden Hellyer, consultor de energía y medio ambiente en Frost and Sullivan. Las previsiones han cambiado desde que el gobierno anunció el IRP de 2010, y ahora se necesita un modelo más dinámico, dijo.

“Verdaderamente necesitamos un modelo orgánico y actualizado. No podemos fijar las previsiones, utilizarlas durante cinco años consecutivos y después volver a cambiarlas”, dijo.

Mflathelwa explicó que los acreedores y promotores necesitarán una visibilidad mayor de los planes de contratación pública del gobierno, en particular en relación al impacto del crecimiento del PIB en la demanda eléctrica.

Si se da esta visibilidad, el mercado bancario sudafricano “conservará su apetito de proyectos de energías renovables”, concluyó Mflathelwa.

CSP Today

Traducido por Vicente Abella

 

blog comments powered by Disqus