ACWA Power pone en marcha una central en Sudáfrica; la israelí Ashalim utilizará tecnología avanzada

Imagen cortesía de: rappensuncle

ACWA Power concluye su primera central en Sudáfrica

La saudí ACWA Power ha iniciado las operaciones comerciales en su central de sistema cilíndrico-parabólico de 50 MW Bokpoort en la Provincia Septentrional del Cabo, Sudáfrica, según declaró la empresa el 15 de marzo.

La central Bokpoort podrá suministrar 9,3 horas de almacenamiento de energía térmica a plena carga y su construcción ha costado 5000 millones de rands (327 millones de dólares americanos).

ACWA Power ha liderado el desarrollo del proyecto en un consorcio en el que han participado diversos inversores sudafricanos. “La central Bokpoort es la primera de una serie de inversiones que ACWA Power está llevando a cabo en el sector energético de Sudáfrica.

La empresa tiene previsto comenzar la construcción del proyecto de CSP de 100 MW Redstone, también en la Provincia Septentrional del Cabo, y espera los resultados de la licitación para una central eléctrica de carbón de 300 MW en Mpumalanga y otra central de CSP de 150 MW en la misma provincia”, explicó ACWA Power.

El proyecto Bokpoort se asignó en la segunda ronda del Programa de Contratación de Productores Independientes de Energía Renovable (REIPPPP, por sus siglas en inglés) de Sudáfrica, que se puso en marcha en 2011.

El gobierno sudafricano se ha propuesto contratar 13,2 GW de energía proveniente de fuentes renovables de aquí a 2025, y tiene intención de construir 1,2 GW de potencia de CSP. En torno a la mitad de dicha potencia de CSP se ha asignado ya, y se espera que se asignen 450 MW más en los próximos meses tras la última ronda de ofertas celebrada en 2015.

La central israelí Ashalim utilizará tecnología de campo solar avanzada

El promotor estadounidense Brightsource está ya implantando sus helióstatos, que ha mejorado recientemente, y su red de comunicaciones y sistemas de control del campo solar en la central de CSP de 121 MW Ashalim, que se está construyendo en el desierto del Néguev en Israel, explicó la empresa.

La central Ashalim la está construyendo Megalim Solar Power Ltd., una empresa concesionaria en régimen de construcción, explotación y traspaso (BOT, según sus siglas en inglés), propiedad de NOY Fund, BrightSource y General Electric (GE).

Se espera que las nuevas tecnologías de “cuarta generación” utilizadas en la central “optimicen la producción de energía, disminuyan el tiempo de construcción y reduzcan los costes del proyecto”, afirmó Brightsource en unas declaraciones del 21 de marzo.

La compañía aseguró que los nuevos helióstatos de bajo coste tienen menos componentes y pueden instalarse de forma mucho más rápida que las versiones anteriores. Los seguidores de dos ejes se utilizarán para proporcionar un posicionamiento de 360 grados y serán recargables gracias a una batería de ion de litio.

“En Ashalim, cada uno de los 50 600 helióstatos ubicados en el campo solar de 3,15 kilómetros cuadrados se comunicará de forma inalámbrica con los SFINCS. El sistema inalámbrico disminuye el cableado en el campo solar un 85 %, reduciendo con ello aún más los costes y acelerando el calendario de construcción”, explicó Brightsource.

GE es responsable de la ingeniería, contratación pública y construcción (EPC) de la central, lo que incluye el suministro del equipamiento básico, como el receptor solar generador de vapor y la turbina de vapor.

GE asumirá también por completo las actividades de operación y mantenimiento durante un periodo de 25 años. Las instalaciones están ubicadas en la parcela B del complejo termosolar Ashalim, el cual alberga dos proyectos termosolares (Ashalim Plot B y Ashalim Plot A) y un proyecto fotovoltaico.

Se tiene previsto que las tres centrales de Ashalim produzcan en torno a 300 MW de potencia eléctrica, aproximadamente el 2 % de la capacidad de generación de Israel.

A Ivanpah se le otorgará más tiempo para mejorar los resultados

Según los informes, la Comisión de Servicios Públicos de California ha aprobado por unanimidad un acuerdo entre Pacific Gas & Electric (PG&E) y los propietarios de la central de 392 MW Ivanpah, el cual concede a los operadores de la central más tiempo para incrementar la producción eléctrica.

En virtud de un acuerdo de indulgencia, al operador se le han otorgado seis meses adicionales para aumentar la producción de forma que pueda cumplir sus obligaciones con el operador eléctrico, según especifican los informes. A cambio, PG&E se abstendrá de declarar el incumplimiento del contrato de compra de energía (PPA, por sus siglas en inglés), según indican los mismos informes.

Ivanpah inició su explotación comercial en 2013 y los promotores esperaban que a la central le llevara varios años lograr los volúmenes anuales de producción máximos.

La potencia de las Unidades 1 y 3 de Ivanpah se está vendiendo a Pacific Gas & Electric en virtud de dos PPA a largo plazo, mientras que la electricidad proveniente de la Unidad 2 se vende a Southern California Edison en virtud de un contrato similar.

Ivanpah es la central termosolar operativa más grande del mundo. La central la construyó Bechtel y la opera NRG Energy, uno de los inversores de capital del proyecto.

Traducido por Vicente Abella

 

blog comments powered by Disqus