Las previsiones de costes de la CSP subestiman los beneficios del equilibrio en la red

Imagen por cortesía de: heibaihui

José Alfonso Nebrera, director de ACS SCE, explicó en la conferencia MENASOL 2016 el 26 de mayo que los costes de generación de CSP podrían caer a 77 USD/MWh de aquí a 2025, pero el almacenamiento y las centrales híbridas podrían proporcionar un valor adicional al seguir las condiciones de carga.

La expansión global de la energía renovable está haciendo que el coste de las energías solar y eólica disminuya, al tiempo que aumenta la intermitencia y la necesidad de producir una potencia de salida gestionable. Debido al descenso de los costes tecnológicos, cada vez más países se centran en la producción flexible y el almacenamiento energético que permiten las centrales de CSP.

La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) ha previsto una caída en el coste medio teórico de generación de electricidad (LCOE, por sus siglas en inglés) en las centrales de sistema cilindro-parabólico de un 37 % hasta los 90 USD/MWh de aquí a 2025, y en el coste de generación de las torres solares de un 43 % hasta los 80 USD/MWh de aquí a 2025. La agencia calcula que los costes de la fotovoltaica caerán en un 59 % hasta los 60 USD/MWh y que el coste de la eólica de tierra adentro caerá en un 26 % hasta los 50 USD/MWh.

“En los mercados energéticos de todo el mundo la presión cada vez mayor de la competencia fomentará una innovación continuada. Mientras que los costes en equipamiento seguirán disminuyendo, las reducciones en los costes de equilibrado del sistema, de operación y mantenimiento y de capital se están convirtiendo en fuerzas motrices cada vez más importantes para la reducción de los costes totales”, aseguró la IRENA en un informe publicado el 15 de junio.

Las recientes reducciones en los costes de la CSP han quedado ilustradas en los acuerdos de compra de energía (PPA) firmados por ACWA Power para sus centrales Noor II y Noor II en Marruecos.

Los PPA para Noor II y Noor III se cerraron en 2015 con 157 USD/MWh y 163 USD/MWh respectivamente, lo cual significaba un 15 % menos de lo que se estableció en el PPA firmado por ACWA Power para Noor I en 2012 (189 USD/MWh).

En el discurso que ofreció en MENASOL 2016, Nebrera dijo que los costes globales de generación de CSP podrían descender a 111 USD/MWh de aquí a 2020, y caer a entre 77 USD/MWh y 89 USD/MWh de aquí a 2025.

“Creemos que vamos por el buen camino. De forma natural, la CSP supondrá un amplio porcentaje de la mezcla de fuentes de electricidad, especialmente en países en los que escasean las alternativas y poseen una buena irradiación solar”, explicó.

Además de director en ACS SCE, Nebrera es también miembro de la junta directiva de la Asociación Europea de Energía Solar Térmica (ESTELA).

Electricidad bajo demanda

La energía eólica a escala global sumó un total de 432 GW a finales de 2015, lo que supone un incremento interanual del 17,1 %, según las cifras de la IRENA.

Mientras que la electricidad proveniente de la CSP escaló tan solo un 6,2 % en 2015 hasta 5 GW, la proveniente de la fotovoltaica se disparó un 26,8 % hasta 222 GW.

El crecimiento en la capacidad de las energías renovables “aumentará exponencialmente en el futuro próximo”; además, la proporción creciente de generación intermitente en los sistemas de suministro eléctrico ha puesto sobre la mesa la necesidad imperiosa de una mayor flexibilidad en los sistemas, ya sea mediante la generación, la transmisión o el almacenamiento, dijo Nebrera.

“La flexibilidad se está volviendo más importante incluso que los costes de generación en muchos mercados. En muchos sistemas de suministro eléctrico con una implantación cada vez mayor de energías renovables, el valor de la flexibilidad probablemente se sitúe por encima del coste de la energía”, afirmó.

En el futuro, el LCOE no será el principal indicador del valor completo de las centrales de CSP, y los responsables políticos y las autoridades en materia de energía deberán tener en cuenta la capacidad de gestión y de almacenamiento de las centrales, según explicó Nebrera.

Proyectos colectivos

En muchos mercados, la producción de CSP durante el pico de demanda de la tarde podría complementar la generación de fotovoltaica, lo cual incrementa significativamente el valor operacional de las centrales híbridas CSP-fotovoltaica, según destacó Nebrera.

“La fotovoltaica puede suministrar energía durante el día y, cuando este comienza a declinar, la CSP con almacenamiento podría entrar en funcionamiento y cubrir al menos los picos de demanda del sistema, por lo que existe una sinergia patente entre las dos tecnologías”, dijo.

Tal y como muestra la tabla siguiente, ya hay muchos países que apoyan el desarrollo de centrales solares híbridas.

     Centrales híbridas CSP-fotovoltaica en proyecto (junio 2016)

Arabia Saudí anunció a principios de este año un objetivo para energías renovables de 9,5 GW de aquí a 2023, y las centrales solares híbridas podrían ser una solución ideal para el perfil de demanda eléctrica del Reino.

Arabia Saudí podría satisfacer su creciente necesidad eléctrica simplemente con el desarrollo conjunto de fotovoltaica y CSP con almacenamiento, según aseguró Ibrahim Babelli, viceministro de Economía y Planificación de Arabia Saudí, en la conferencia MENASol 2016.

La creciente necesidad de electricidad de carga base para impulsar el crecimiento industrial debería satisfacerse mediante el desarrollo previsto de energía fotovoltaica (PV) y energía termosolar de concentración (CSP), explicó Babelli a los asistentes de la conferencia.

La combinación de PV y CSP con almacenamiento permitiría cubrir los picos de demanda estacionales de Arabia Saudí y costaría menos que una nueva generación de energía nuclear a gran escala, dijo.

En las regiones de alta irradiación solar, la fotovoltaica con baterías se tiene por la solución solar más económica para periodos de almacenamiento de unas pocas horas, mientras que las centrales de CSP ofrecen costes de generación más bajos con periodos de almacenamiento más prolongados.

“Las ventajas de la CSP no deberían ser nada nuevo para Arabia Saudí”, dijo Babeli.

Por Heba Hashem

Traducido por Vicente Abella

 

 

 

 

blog comments powered by Disqus